Los más bellos espacios verdes de París

¡Si le apetece tomar el aire, París está lleno de espacios verdes!

¡Ya sean reales, escondidos, lugares de paseo o de picnic, los parques de París, tan diversos como variados, se encuentran por toda la capital!

Los jardines reales

Mítico, histórico, el jardin des Tuileries, antiguo parque real es un ineludible. Un jardín a la francesa bordeado por el musée du Louvre y el musée de l’Orangerie, su laberinto, sus estatuas y su estanque lo convierten en un lugar privilegiado para pasear y descansar, en medio de París. A pocos pasos, el jardin du Palais Royal, reconocible por las esculturas contemporáneas de Buren y Bury en su entrada, es un verdadero remanso de paz. Creado en el siglo XVII, es ideal para dar un paseo de día por sus senderos, y para observar su perfecta simetría. Al otro lado del Sena, en continuidad con el Senado, el jardin du Luxembourg, gran parque de 25 hectáreas, también seduce por su estilo auténtico. Compuesto por un jardín francés e inglés, un huerto y un invernadero, fue creado a partir de 1612. Su enorme estanque y sus caminos bordeados de flores lo convierten en un lugar privilegiado para los niños a quienes les gusta hacer navegar veleritos.

Más pequeño, pero igual de encantador, el Parc Monceau es uno de los parques más elegantes de la capital. Sus estatuas, columnas y arcadas le proporcionan un ambiente muy romántico. La Place des Vosges, plaza más antigua de París, reconocible por sus edificios de ladrillos rojos y sus arcadas renacentistas, alberga un jardín donde es agradable pasear, y también descansar en el césped cuando hace buen tiempo.

El Jardin des Plantes, primer jardín abierto al público parisino, también fue creado en el siglo XVII. Aun cuenta con los senderos simétricos de los parques reales, pero revela una colección de plantas raras y una rica diversidad de vegetación a través de 12 jardines temáticos. Un marco idílico para un paseo entre árboles e impresionantes estatuas. Para los curiosos, las Serres du Jardin des Plantes (Invernaderos) llevan al visitante por todos los rincones del mundo, desde los bosques tropicales hasta las zonas áridas, y Nueva Caledonia.

Más ideas de parques en medio de París

Espacios verdes confidenciales e insólitos

Jardin de l'Hotel de Sens

En medio de estos viejos edificios y mansiones, el Marais ofrece una multitud de encantadores patios y jardines. Estos espacios verdes ocultos son ideales para una tranquila escapada en la naturaleza después de una sesión de shopping o una visita al Centre Pompidou. El Jardin des Rosiers Joseph Migneret, el Square Charles Victor Langlois o el Potager des Oiseaux, cerca del marché des Enfants Rouges son verdaderos remansos de paz, lejos de las miradas indiscretas.

Diríjase al 7º distrito para disfrutar del bonito jardín Catherine-Labouré, antiguo huerto convertido en un espacio verde donde muchas familias descansan entre árboles frutales y viñas. ¡Más original, no puede perderse el jardin du musée Rodin, lleno de esculturas del artista!

En Montmartre existen muchos rincones verdes por descubrir, escondidos en pequeñas calles. Empezando por el square Suzanne Buisson o los magníficos jardines del musée de Montmartre, que pertenecieron al pintor Pierre-Auguste Renoir. Para una pausa bucólica, el jardín del musée de la Vie Romantique es un agradable lugar donde pararse, después de un paseo por el 9º distrito.

Intimista, la maison de Balzac, famoso novelista, se encuentra en las laderas de Passy. Con su pequeño jardín recientemente rediseñado, ofrece una vista única de la Torre Eiffel y la posibilidad de desconectar, visualmente, en medio del distrito 16.

Creada en el lugar de la antigua línea de ferrocarril que unía la estación de Bastille con Varennes-Saint-Maur, la Coulée Verte es sorprendente y original. Este pasaje verde empieza detrás de la Ópera Bastille, da a la avenida Daumesnil, se une al parc de Bercy y termina en el Bois de Vincennes.

A lo largo del agua

Figuras icónicas del paisaje parisino, las orillas del Sena son un marco ideal para un picnic con amigos, familia o un paseo por las orillas del agua. Un recorrido con algunos restaurantes y terrazas, instalaciones deportivas y juegos para niños, empezando por las cercanías de la Gare d'Austerlitz. Notre-Dame de Paris, l’île de la Cité y l’île Saint Louis, el musée du Louvre, el musée d’Orsay, l’Académie Française, la Conciergerie, el Grand Palais, el Pont Alexandre III, los Invalides, la Torre Eiffel... ¡la vista es magnífica! El paseo sigue más al oeste, pasando por l’île aux Cygne y su famosa réplica de la Estatua de la Libertad, l’île Saint-Germain o l’île Seguin y su gran sala de espectáculos, la Seine Musicale.

Más parques y jardines en el oeste de París

En medio de la capital, el canal Saint Martin, reconocible por sus esclusas, es la ocasión para disfrutar de un hermoso paseo de 4,5 km, empezando por el Port de l’Arsenal y terminando en Stalingrad. Desde este lugar comienza un nuevo canal, también muy dinámico: el canal de l'Ourcq, que durante el verano acoge el evento Paris Plages y que bordea el Parc de la Villette para continuar fuera de París.

Parques y Bosques

Los parques de París, repartidos por toda la ciudad, son verdaderos espacios de vida, para hacer deporte, jugar al molky con los amigos, hacer un picnic en familia o simplemente disfrutar del buen tiempo, tumbándose en la hierba.

El parc des Buttes-Chaumont, espacio verde de 25 hectáreas en el este de París, es un lugar muy popular en verano. Con su lago, cascada, cueva y puente colgante, es bien romántico y ofrece una encantadora vista sobre el Sacré-Coeur en su punto más alto. Está construido sobre una antigua cantera de piedra que le ha dado su encanto. Un poco más adelante, el parc de Belleville y su mirador también ofrece una hermosa vista sobre el paisaje parisino.

Más parques y jardines en el este de París

Más al sur, el parc Montsouris, también creado durante el Segundo Imperio, es una hermosa y encantadora zona con colinas, árboles centenarios, estatuas, y, sobre todo, un lago donde desfilan cisnes y patos durante todo el año. En las cercanías, el parque de la Cité Universitaire y sus 34 hectáreas de césped es ciertamente más plano, pero sigue siendo el tercer parque más grande de París. Fuentes, parques para bicicletas, es el lugar de encuentro de estudiantes y deportistas.

Más parques y jardines en el sur de París

A lo largo del canal de l’Ourcq, el parc de la Villette, una larga pradera de 35 hectáreas al norte de París, es muy popular durante todo el año. Aquí, arte y naturaleza se combinan perfectamente ya que el parque alberga numerosas salas de conciertos, museos y festivales. Para los más pequeños, pueden descubrirse varias ovejas en diferentes lugares del parque y también se puede disfrutar de un recorrido de juegos.

Por último, pero no menos importante, el parc Martin Luther King en el distrito 17, linda el distrito de Batignolles desde el 2007. Como testimonio de la antigua estación de tren de Batignolles, justo al lado, los senderos del parque han conservado las huellas de sus antiguas vías de tren. Con sus 10 hectáreas, ofrece un auténtico respiro en el norte de París.

Más parques y jardines en el norte de París

Los bosques

Pero París también cuenta con dos bosques a cada lado de la capital.

Île de Reuilly - Bois de Vincennes © Cristian Bortes via Wikimedia Commons

En el extremo este de la capital, el bois de Vincennes es un verdadero pulmón verde. Su superficie de 955 hectáreas incluye el parc Floral de Paris, el Zoo de Paris, granjas, un arboreto, un bosque, el Castillo de Vincennes, así como varios pequeños lagos interconectados. Es ideal para venir a caminar, andar en bicicleta, en pony o en kayak. También se celebran numerosos eventos culturales al aire libre durante todo el año, como el Paris Jazz Festival, los Pestacles, Classique au Vert y muchos otros.

Más verde que nunca, el bosque de Rambouillet, de 200 km², ofrece estanques, extensiones de arena y cascadas en un paisaje ondulado. Ideal para pasear a pie o en bicicleta por sus senderos bien señalizados, también podrá recorrer el bosque y el parque natural del Espace Rambouillet Parc forestier et animalier y observar gamos, ciervos, jabalíes y corzos, así como numerosas aves rapaces. El castillo, su lechería y la famosa casa de conchas de paja, lugares muy queridos por la reina María Antonieta, recuerdan que el bosque de Rambouillet perteneció antaño a los reyes de Francia.

Al extremo oeste de la capital, el bois de Boulogne, antiguo coto de caza de los reyes de Francia, es una hermosa zona de 850 hectáreas. Variado, incluye el jardin d’Acclimatation, un lugar mágico para los niños parisinos, con sus numerosos juegos y atracciones, el parc de Bagatelle, el jardin des Serres d’Auteuil, así como el Pré Catelan. Lugar de ocio y descanso, se viene aquí para hacer un picnic, asistir a una exposición en la Fundación Louis Vuitton, pasear en barca o disfrutar de los 28 kilómetros de caminos de herradura. ¡Un auténtico paraíso!