Descubrir el 8º distrito de París

Monumentos ilustres, templos de la cultura, mundos del lujo... el distrito 8 ofrece muchas cosas para seducir a los visitantes

Situado en la orilla derecha del Sena, el distrito 8 alberga numerosos lugares históricos notables, una oferta cultural rica y diversa y una selección de las más prestigiosas direcciones de lujo y alta costura. Un distrito de excepción, con gran atractivo y numerosas riquezas que atrae a muchos visitantes.

El 8º distrito, joya del patrimonio parisino

La Chapelle expiatoire

El distrito 8 alberga algunos de los monumentos más emblemáticos de la capital.

En el centro de la place Charles de Gaulle se alza el imponente Arco de Triunfo. Construido en 1806 por Napoleón I para rendir homenaje a las victorias de los ejércitos franceses, alberga la tumba del Soldado Desconocido, cuya llama se reaviva cada noche. Desde su terraza podrás disfrutar de una magistral vista panorámica sobre los Champs Elysées, los Jardins des Tuileries y el Museo del Louvre.

Al pie del arco, la mítica avenida de los Champs Elysées se extiende a lo largo de 2 km, entre tiendas comerciales, restaurantes con estrellas Michelin, salas de espectáculo, teatros, cines, lujosos palaces y un paseo arbolado. A lo largo de todo el año, es el escenario de eventos nacionales, festivos y deportivos. El primer domingo de cada mes, la gran arteria principal se convierte en peatonal para deleite de los paseantes.

La Place de la Concorde, de forma octogonal, situada al final de los Champs Elysées, es la mayor plaza de París. Lugar de ejecución durante la Revolución Francesa, es ahora una majestuosa plaza con vistas al Sena y a los jardins des Tuileries. En su centro se encuentra el obelisco de Luxor, de 3200 años de antigüedad. Con sus 23 metros de alto, es el eje de un gigantesco reloj de sol. Está enmarcado por la Fontaine des Mers y la Fontaine des Fleuves (Fuente de los Mares y Fuente de los Ríos), que se iluminan para ofrecer un encantador espectáculo al anochecer. La plaza está bordeada por dos edificios de fachadas idénticas, con columnas, que albergan el lujoso Crillon y una joya del patrimonio parisino, el Hôtel de la Marine. Antiguo depósito de muebles de la Corona y luego Ministerio de la Marina, ahora está abierto al público para una visita inmersiva de sus suntuosos pisos y salas de estado.

Otro monumento destacable es la iglesia de la Madeleine, visible desde la place de la Concorde en la perspectiva de la rue Royale. Situada en la place de la Madeleine, esta iglesia, cuyo edificio está rodeado por 52 columnas, parece un templo griego. Deseado en 1806 por Napoleón I para glorificar su Gran Ejército, se convirtió finalmente en edificio religioso en 1845 tras muchos años de obra.

El distrito 8 alberga también otros muchos lugares religiosos, como la imponente iglesia Saint-Augustin, de 100 metros de largo, que combina arte románico y bizantino, la catedral ortodoxa Saint-Alexandre-Nevsky, de estilo neobizantino, la Chapelle Expiatoire, edificio de memoria para la familia real, situada en el lugar donde fueron enterrados Louis XVI y Marie-Antoinette, sin olvidar la iglesia de Saint-Philippe du Roule, la catedral americana de París, y la Capilla Notre-Dame-de-Consolation.

En el lado del Sena, el majestuoso pont Alexandre III, de estilo Belle Époque, construido en 1891, celebra la alianza entre Rusia y Francia.

Numerosos lugares de poder están repartidos por el distrito, como el Palacio de l’Élysée, sede de la presidencia francesa, los Ministerios del Interior y de la Justicia, y siete embajadas del G20.

Con sus hermosas avenidas y perspectivas bien diseñadas, el 8º distrito ofrece un agradable marco para pasear. Se puede disfrutar de un poco de verde por los exuberantes senderos del Jardin des Champs-Elysées (que recorre la avenida del mismo nombre) con algunas fuentes y quioscos de música. Alberga los mejores restaurantes, varios teatros y el famoso teatro Guignol (marionetas) tan popular entre los niños.

Al norte del distrito 8, se encuentra el Parc Monceau, cuya elegancia queda patente desde las grandes rejas en hierro forjado de la entrada, rematadas en oro. A lo largo de sus senderos se pueden descubrir muchas sorpresas: un estanque rodeado de columnas corintias, numerosas estatuas, un bonito puente a la italiana, una gruta, una cascada... sin olvidar su frondosa vegetación y sus árboles centenarios.

El distrito 8, meca de la cultura

Musée Jacquemart-André - Façade

El distrito 8 alberga una gran cantidad de museos y lugares culturales, cada uno tan fascinante como el otro.

Cerca del Parc Monceau, el Museo Cernuschi, dedicado al arte asiático, reúne 15.000 objetos chinos, japoneses, vietnamitas y coreanos. Siempre a orillas del parque, el museo Nissim-de-Camondo, cuya arquitectura exterior se inspira de la del Trianón de Versalles, presenta una valiosa colección de arte decorativo francés de la segunda mitad del siglo XVIII.

En el Boulevard Haussmann se podrá admirar el magnífico Museo Jacquemart André. Esta mansión del Segundo Imperio es la antigua casa de Édouard André y Nélie Jacquemart, dos grandes coleccionistas de arte. El museo reúne obras raras: desde el arte italiano del Renacimiento hasta pinturas de los grandes maestros de las escuelas flamenca y alemana, frescos, esculturas...

Cerca de los Champs-Élysées, en la avenida Winston Churchill, el Grand Palais, con su monumental techo de cristal, es un lugar ineludible de la capital por sus grandes exposiciones, ferias, eventos festivos y deportivos. El recinto, actualmente cerrado por reformas, ha habilitado un espacio temporal para eventos, el Grand Palais Ephémère place Joffre, para las grandes citas de la temporada.

Cerca de allí, el Palais de la Découverte explora las múltiples facetas de la ciencia a través de experimentos interactivos. También en obras, ofrece un programa externo en las Etincelles, una estructura temporal situada a orillas del parque André Citroën.

Otro ineludible museo del distrito 8 es el sublime Petit Palais, construido para la Exposición Universal de 1900, que presenta un amplio abanico artístico de las colecciones de la ciudad de París, desde la Antigüedad hasta principios del siglo XX. Su encantador jardín interior es un verdadero remanso de paz.

Existen más lugares ineludibles en el distrito 8, como las prestigiosas galerías de arte Hopkins, Malingre, Lelong, Gagosian, Kamel Mennour y Emmanuel Perrotin, que muestran las mejores obras contemporáneas.

Una oferta cultural enriquecida por la presencia de varios teatros importantes: el Théâtre des Champs-Élysées, el Théâtre du Rond-Point, el Théâtre Marigny, el Théâtre de la Madeleine, el Théâtre des Mathurins y el Théâtre Michel. En sus escenarios: grandes obras clásicas y contemporáneas, vodeviles, musicales, ballets, conciertos... La Salle Pleyel, la Salle Gaveau, el Crazy Horse y el Espace Pierre Cardin también forman parte de los ineludibles para los amantes de espectáculos.

El distrito 8, templo del lujo

El distrito 8 siempre ha sido un lugar de honor para la artesanía y el diseño francés, la alta calidad y el lujo.

Las grandes casas de moda como Chanel, Dior, Prada, Gucci, Givenchy, Yves Saint-Laurent, Louis Vuitton... y otras boutiques de moda se han instalado en el Triángulo de Oro entre la avenida Montaigne, la avenida de los Champs-Elysées y la avenida George V, así como en la larga calle del Faubourg Saint-Honoré y en los alrededores de la place de la Madeleine y de la Concorde. Las Galerías Lafayette, recientemente inauguradas en los Champs Elysées, ofrecen un concept store de alto nivel con grandes diseñadores de moda y marcas entre las más vanguardistas del momento.

El distrito también cuenta con seis palaces (Le Bristol París, Hôtel de Crillon, el Four Seasons Hotel George V, el Plaza Athénée, la Réserve Paris y el Royal Monceau Raffles) y dos hoteles de 5 estrellas (Prince de Galles y Hôtel Barrière Le Fouquet's) que ofrecen una excepcional hospitalidad y servicios de alto nivel (servicio de conserjería, restaurantes orquestados por grandes chefs, habitaciones y suites elegantes y refinadas, etc.).

El distrito 8 también es conocido por sus numerosos restaurantes con estrellas Michelin. Alain Ducasse en el Plaza Athénée, Christian Le Squer para el restaurante Le Cinq del George V, Eric Frechon para Épicure en el Bristol París, Yannick Alléno en el Pavillon Ledoyen, el restaurante de Pierre Gagnaire, Le Chiberta de Guy Savoy, sin olvidar los grandes restaurantes gastronómicos Maxim's, La Table Lucas Carton, Lasserre, L'Arôme, Le Laurent, Le Clarence y La Scène.