Familia

Descubrir el 6º distrito de París

Patrimonio, cultura, naturaleza y artesanía, ¡descubre un verdadero art de vivre!

Patrimonio inestimable, jardín emblemático, museos intimistas, buenos restaurantes y tiendas de artesanía, el distrito 6, enclavado entre el Sena y el bulevar du Montparnasse, atrae a los amantes del art de vivre parisino.

Un distrito de cultura

El distrito 6 está muy orientado hacia la cultura, con sus numerosas editoriales, sus artistas e intelectuales instalados en las terrazas de los cafés del barrio de Saint Germain des Prés, pasando por las galerías de arte.... También se puede ver y encontrar al aire libre en sus calles y murallas. ¡El fresco de la rue Férou reproduce íntegramente el poema Le Bateau Ivre de Arthur Rimbaud sobre una superficie de 300 m²!

Los bulevares, las bonitas perspectivas y las encantadoras callejuelas del 6º distrito concentran tesoros del patrimonio parisino entre los que se pueden admirar la plaza Saint-Germain-des-Prés y su iglesia de arquitectura románica, la iglesia Saint Sulpice decorada con pinturas de Eugène Delacroix, y el teatro Odéon théâtre de l’Europe reconocible por su fachada con columnatas.

Además de sus prestigiosos monumentos, como el Institut de France, la Escuela de Bellas Artes y el Musée de la Monnaie, el distrito 6 alberga también algunos de los museos más confidenciales y fascinantes de París: los museos Zadkine y Eugène Delacroix, antiguas casas y talleres de creación de estos dos renombrados artistas, el Musée de Minéralogie de Paris, el musée d’histoire de la Médecine, el musée du Compagnonnage, así como Mundolingua, dedicado a las lenguas y a la lingüística.

Los centros culturales checo e iraní, así como el Instituto Húngaro Balassi, los tres situados en el distrito 6, ofrecen un programa multidisciplinar de eventos abiertos a todos, ¡para viajar sin salir de París!

En el sureste del distrito, los Jardins du Luxembourg son un magnífico entorno verde especialmente apreciado por los paseantes. Construido por Marie de Médicis en 1612, este parque de 25 hectáreas da protagonismo a la naturaleza con su huerto, sus invernaderos de orquídeas, su rosaleda, su invernadero y sus colmenares. Está decorado con 106 estatuas y por la encantadora Fuente Médicis. Alberga el Musée du Luxembourg y el Palais du Luxembourg, sede del Senado francés. También, aquí se practican numerosos deportes y actividades de ocio. Dos veces al año se organizan exposiciones fotográficas gratuitas en las rejas del jardín.

Un distrito de conocimientos técnicos y artesanales

Entre tiendas de diseño, direcciones gourmet y librerías, los comercios locales forman parte integrante de la vida del distrito.

Aquí, los artesanos con conocimientos tradicionales y ancestrales son especialmente numerosos. Los relojeros Antoine de Macedo y François Hubert, el dorador Pierre Marsaleix, el Atelier Lison de Caunes -experto en marquetería de paja-, los vidrieros del Studio Vitrail Bianconi, la sombrerera Pauline Brosset, la diseñadora de joyas Nadine Delépine, el Atelier Chéret, especialista en artesanía religiosa, y la restauradora de loza y porcelana Marie-Madeleine Parin les reservan grandes sorpresas a los aficionados de artesanía.

¡Algunas de las tiendas llevan varios siglos en actividad! Los soldados de plomo y las piezas de colección de Au plat d'Étain sorprenden a grandes y pequeños desde 1775, mientras que la sorprendente fábrica de colores Charvin se encuentra en el Quai des Grands Augustins desde 1830.

Un distrito agradable y donde apetece salir

El distrito 6 es conocido por su estilo de vida tranquilo. El mercado cubierto de Saint Germain, con sus pequeños comerciantes y restauradores, es ideal para comprar buenos productos.

Los escritores en busca de inspiración y los enamorados de buena literatura pueden detenerse en el Café de Flore, la Closerie des Lilas o los Deux Magots, míticos cafés literarios del 6º distrito, donde Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Guillaume Apollinaire, Pablo Picasso tenían sus hábitos...

Las brasseries, cafés y restaurantes de la rue Saint-André des Arts y de la rue de Buci ofrecen un menú sencillo y agradable que nunca decepciona. Una blanquette en el Procope, el café más antiguo de París abierto en 1686, un bowl instagramable en la Maison Sauvage, un lobster roll en Homer, bocados al vapor en Yoom, choux rellenos de crema de Popelini, o helado de Grom de postre... ¡Hay para todos los gustos, todos los deseos y todos los bolsillos!

El 6º distrito es un lugar ideal para divertirse, bailar y disfrutar de una noche inolvidable y festiva. Visita La Rhumerie o el Prescription Cocktail Club para disfrutar de coloridas creaciones. El Silencio o la Peña Saint-Germain invitan a moverse bailando hasta el final de la noche.