Descubrir el centro de París

Entre cultura, lujo y arte de vivir, el centro de París es ecléctico, animado, dinámico e insólito.

El centro de París, que reúne los distritos 1, 2, 3 y 4 de la capital, tiene mil caras. Es a la vez histórico, insólito, animado, ecléctico y dinámico. Alberga muchos tesoros arquitectónicos, culturales y patrimoniales, así como buenos lugares donde comer o tomar algo.

Un distrito de cultura

El corazón de París alberga numerosos lugares patrimoniales ineludibles. Además del legendario Louvre, la catedral Notre-Dame, la Sainte-Chapelle, el Centre Pompidou y la Conciergerie, existen muchos otros tesoros culturales inestimables que descubrir.

Los majestuosos jardines des Tuileries, situados entre el Louvre y la place de la Concorde, merecen una visita. Este entorno verde, que toma su nombre de las antiguas fábricas de tejas situadas allí, es un suntuoso parque de estilo francés de más de 25 hectáreas, diseñado por el famoso jardinero André Le Nôtre. Este lugar de paseo muy popular entre los parisinos y los turistas, es un verdadero museo al aire libre con sus estatuas que adornan los parterres y el césped. En el lado del Sena, el jardín alberga el Museo de l’Orangerie, que dedica sus espacios a la pintura impresionista y postimpresionista. Allí se puede admirar la obra maestra de Claude Monet, Les Nymphéas (Los Nenúfares).

Por el lado de las Halles, la Bourse du Commerce, monumento histórico de la ciudad, acaba de terminar su transformación tras varios años de obras. El nuevo museo que ocupa ahora este lugar, sublima la rica colección de arte contemporáneo de François Pinault.

En medio del Forum des Halles, el Forum des Images está dedicado al cine y al audiovisual. En el programa de esta institución que descifra imágenes, se encuentran proyecciones de cortometrajes y largometrajes, documentales, festivales de cine, encuentros para el joven público, debates... y muchas más animaciones.

La Ópera Comique, construida hace más de 300 años, es una de las instituciones teatrales y musicales más antiguas de Francia, junto con la Comédie Française y el Palais Garnier. Su repertorio siempre ha favorecido los espectáculos que combinan diálogos hablados y arias cantadas.

En el barrio de Arts et Métiers, el Carreau du Temple, antiguo mercado cubierto del siglo XIX, no pasa desapercibido con su armazón metálico y su fachada monumental. Rehabilitado en el 2014, es ahora un espacio de expresión multidisciplinar de 6500 m², con un programa de eventos culturales y artísticos, actividades deportivas y un lugar de vida para los parisinos.

En el Marais, las Archives Nationales, alojadas en las mansiones Soubise y Rohan, conservan los archivos del Estado desde la Edad Media. En su museo se exponen unas cien piezas oficiales y papeles, que dan una visión general de los documentos conservados. A lo largo del año se desarrolla un rico programa de eventos (exposiciones, conciertos, conferencias, etc.) en la institución y sus jardines.

Otra joya de valor inestimable es el Museo Carnavalet, que acaba de reabrir sus puertas tras varios años de renovación. Este museo, que reconstruye fielmente los interiores de las residencias privadas de los siglos XV al XIX, está dedicado a la historia de la capital. Sus colecciones incluyen notables pinturas, esculturas, muebles y objetos de arte.

En la place des Vosges, la Maison Victor Hugo, ubicada en el magnífico Hôtel de Rohan-Guéménée, fue durante muchos años la residencia del famoso escritor francés. La visita de esta mansión privada revela la intimidad de sus apartamentos, su mobiliario y su decoración, así como los objetos y obras de arte que tan apreciadas por Victor Hugo.

Siempre por el barrio del Marais, el Jardin des Arts - Albert Schweitzer, fruto reciente de la fusión del jardín de la Cité des Arts, del square Albert Schweitzer y del jardín del Tribunal Administrativo de París, ofrece a los paseantes un amplio espacio de descanso con céspedes, senderos arbolados y parterres.

Numerosas galerías de arte de renombre internacional en el Marais, como la Galleria Continua y las galerías Emmanuel Perrotin, Daniel Templon, Marian Goodman, Thaddaeus Ropac, Karsten Greeve, David Zirner, Nathalie Obadia ... destacan las obras de grandes artistas y de nuevos talentos emergentes. Algunas de ellas (Polka Galerie y las galerías Françoise Paviot, Particulière, Fait & Cause y Agathe Gaillard) están especializadas en fotografía.

Un distrito que celebra el arte del buen vivir parisino

El centro de París magnifica el arte del buen vivir parisino con sus direcciones gourmet que combinan herencia gastronómica e influencias culinarias del mundo entero. La excelencia de restaurantes de renombre como Le Grand Véfour, dirigido por el chef con estrellas Michelin Guy Martin, o Jòia, la última dirección parisina de Hélène Darroze, se codean con el menú bistronómico de La Régalade de Bruno Doucet, la refinada cocina del restaurante Pirouette, la delicadeza de la cocina franco-asiática del Yam'Tcha, dirigido por la chef Adeline Grattard, sin olvidar la autenticidad de la brasserie Chez Janou o las especialidades de moda de los restaurantes Popolare y Big Love del grupo Big Mamma.

Además de estos buenos restaurantes, también están los de la rue Saint-Anne, donde se puede disfrutar de la cocina coreana y japonesa, y los de la rue des Rosiers, donde se pueden saborear deliciosos falafels. En cuanto a la pequeña rue du Nil, ofrece una gran cantidad de lugares gourmet: desde la manufactura de chocolate Plaq hasta las panaderías, carnicerías, cremerías, tiendas de ultramarinos y pescaderías de Terroirs d'Avenir, que apuesta por la agricultura sostenible. No dudes también en probar los restaurantes Frenchie y Frenchie To Go, el Frenchie Bar à Vins y el Frenchie Caviste, todos orquestados por el chef Grégory Marchand

Un distrito de lujo y shopping

Las grandes marcas de lujo y moda se han dado cita en el centro de París. Las casas de costura y las marcas más punteras se suceden a lo largo de la rue Saint-Honoré, mientras que los grandes joyeros y joyerías de la capital subliman los relucientes escaparates de la place Vendôme.

La Samaritaine Paris Pont-Neuf, tras años de renovación, ofrece una extraordinaria experiencia shopping en torno a la moda, la belleza y la gastronomía. Los grandes almacenes, que se han convertido en un auténtico lugar de encuentro, cuentan con un centro comercial de 20.000 m², una enorme zona de belleza, restaurantes y ¡un palace! Se pueden comprar artículos de lujo, modelos de diseño y artículos exclusivos ultra-tendencia.

Otros lugares ineludibles para ir de compras de lujo: el Westfield Forum des Halles, que reúne a los mayores nombres del textil, de la decoración, de la cultura y de la belleza, y el BHV Marais, con sus múltiples universos: moda, hogar, cocina, bricolaje, cultura y ocio creativo, y ¡ también 5 plantas dedicadas a la moda masculina!

Por último, las animadas calles de la rue Bretagne y rue Notre-Dame de Nazaret albergan tiendas de creadores, mientras que la rue des Francs-Bourgeois acoge las tiendas de moda más actuales.

Un distrito insólito

El centro de París alberga numerosos tesoros del patrimonio parisino y lugares insólitos que bien merecen una visita.

Restos del siglo XIX, los pasajes cubiertos y las galerías rematadas por luminosas cristaleras atraviesan los edificios parisinos y ofrecen, con sus tiendas, librerías, teatros, restaurantes y salones de té, un ambiente muy especial.

La galería Véro-Dodat, a dos pasos del Louvre, está llena de elegantes tiendas de muebles y decoración. El Passage Choiseul, con sus puestos y restaurantes, sigue el ritmo muy animado de la ópera. La Galerie Vivienne, cerca de la sede Richelieu-Louvois de la Bibliothèque Nationale de France, encanta a los visitantes con su colorida decoración en mosaicos y sus heterogéneos restaurantes y tiendas. Su vecina, la galería Colbert, no comercial, alberga instituciones culturales. Merece la pena visitarla por su espléndida rotonda coronada por una inmensa cristalera.

Por los Grandes Bulevares, el passage des Princes dedica su arteria comercial a los juguetes, videojuegos y modelismo. En el barrio de la Bourse, el Passage des Panoramas reúne, bajo su techo de cristal, tiendas de alimentación y artesanos del arte. Los passages du Caire y Ponceau, en el barrio del Sentier, concentran a mayoristas y a fabricantes de ropa prêt-à-porter. Por último, el luminoso Passage du Grand-Cerf, cerca del Forum des Halles, alberga una serie de bonitas tiendas de artesanía, diseño y decoración.

Numerosas curiosidades arquitectónicas e históricas revelan también facetas inesperadas y originales del centro de París. En el Sentier, la esquina de la rue d'Aboukir y de la rue des Petits Carreaux está adornada con el mayor muro vegetal de la capital, L'oasis d'Aboukir. ¡Un jardín vertical de 25 metros de alto!

En la rue Réaumur, el edificio del número 63 sorprende por su mezcla de estilos. El Art Nouveau se codea con el neogótico para dar lugar a una fachada decorada con ventanas ojivales parecidas a las de una catedral. Su imponente reloj está decorado por los temas del tiempo y signos del zodiaco.

A un paso del Museo des Arts et Métiers, el estrecho passage de l'Ancre ofrece un remanso de paz rural en medio de la animación de las calles vecinas. La rue Étienne Marcel alberga la increíble torre medieval Jean-sans-peur, vestigio del Hôtel des Ducs de Bourgogne. La casa de Nicolas Flamel, situada en el número 51 de la rue Montmorency, se considera la más antigua de París. En cuanto a la rue des Archives, esconde tras una puerta cochera el último claustro medieval de París: el claustro des Billettes, abierto al público para exposiciones temporales.

El edificio haussmanniano del 59 de la rue de Rivoli acoge a unos treinta artistas en residencia. Verdadero centro de creación artística, la fachada no pasa desapercibida con sus decoraciones e instalaciones efímeras.

Por último, el mercado de las flores de l’île de la Cité atrae a los aficionados de plantas desde 1830, con sus pabellones cubiertos donde se pueden encontrar plantas, flores de temporada y orquídeas.