Familia

¿Dónde comer crepes en París?

¡Dulce o salada, la crepe les gusta a todos!

Descubre una selección de creperías en París para saborear deliciosas crepes dulces o crepes saladas de trigo sarraceno (las galettes).

¡Dulce o salada, la crepe les gusta a todos! Originaria de Bretaña, la crêpe - o galette - hecha con alforfón o trigo sarraceno se come salada, acompañada de un tazón de sidra, o de jugo de manzana para los niños. Pero para los dulces, es la crepe de harina de trigo la que maravilla a todos. Mantequilla-azúcar, azúcar-limón, caramelo de mantequilla salada, Suzette o Grand Marnier... Todas se pueden degustar en una de las numerosas creperías de la capital o al estilo street-food.

© Gigi

Para una pausa dulce o salada, Lulu la Nantaise, a orillas del Canal Saint-Martin, ofrece una amplia carta de crepes gourmet. La Galetterie, Cœur de Breizh, Crêperie Suzette, Patakrep y Crêperie Bertine ofrecen sabrosas crepes y galettes (crepe de trigo sarraceno saladas) para grandes y pequeños, en un ambiente simpático y sencillo.

Las crepes dulces y saladas de trigo sarraceno ecológico de la crêperie Armorix, en la calle Sainte Marthe, le encantarán. El ambiente es cálido y acogedor, y la carta, llena de humor, ofrece especialidades con nombres muy simpáticos como Monix, Hydroalcoolix y Polix o Polémix.

En Gigi, la crepe se celebra de todas las maneras: tradicionales, como crepes de aperitivo, en ensalada... con recetas de sabores originales o exóticos. ¡Una delicia!

Los aficionados al fútbol de Rennes o los curiosos podrán disfrutar de la icónica galette-saucisse en Krügen, mientras que la reputación de las galettes en el Breizh Café está bien establecida. ¡Descubrir urgentemente para un viaje por Bretaña! De paseo por el Jardin des Plantes, si tiene hambre, también puede pararse en la crepería Pot O'Lait para comer una deliciosa crepe helada cubierta de chocolate. Una decoración moderna y sobria para la crepería de Tanguy, que revisita las crepes tradicionales combinándolas con productos de origen de calidad.

© Monika Grabkowska via Unsplash

El mundo de Brutus gira entorno a la sidra y los crepes, con más de 25 sidras y numerosas crepes a saborear y disfrutar. ¡Y para los niños, jugo de manzana orgánico, menú especial y dibujos que colorear! La crepería Buckwheat del Hôtel Normandy Le Chantier, en el distrito 1 de París, te invita a descubrir crepes y galettes (crepe de trigo sarraceno saladas) sublimadas por el patrimonio culinario de Normandía.

Para disfrutar de sabores sorprendentes e inventivos, vete a Flour, que ofrece galettes (crepe de trigo sarraceno saladas) y crepes de todo el mundo, o al Galbar galette bar, que propone generosos y originales crepes con combinaciones insólitas, en mesa o en cucurucho para llevar.
El Comptoir Harajuku y Princess Crêpe celebran las crepes llenas de fruta fresca, helado y nata montada por las que es famoso el barrio tokiota de Harajuku.

El food truck Ty'Joh de Puteaux, regentado por un crêpier artesano, ofrece crêpes y galettes de Bretaña para llevar. Todo casero y una carta que privilegia los productos de temporada y de calidad para un capricho sano.

Y hay mucho más, con casi un millón de bretones en la capital: París está llena de creperías, especialmente en el distrito de Montparnasse. Pasee por el barrio alrededor de la rue d’Odessa y de la rue du Montparnasse: aquí encontrará mucho para elegir, ya que los buenos lugares se suceden durante varios metros. ¡Tradicionales, estas creperías ofrecen la oportunidad de ver como se cocinan vuestras galettes de trigo sarraceno, directamente en el bilig, en un ambiente muy auténtico!

¡Coma crepes para disfrutar especialmente del Día de la Candelaria, fiesta de los crepes, para maravillar a los niños, o también del Mardi Gras (Martes de Carnaval)!