Paseo

Descubriendo el Marais

El Marais, barrio de moda con ambiente de pueblo, se ha convertido en una cita ineludible en París.

Romántico, festivo, moderno, el Marais seduce con sus calles adoquinadas, sus lugares históricos y sus pequeñas tiendas. Situado entre los distritos 3º y 4º, este barrio, con su ambiente de pueblo, está construido sobre antiguos pantanos (marais en francés) de los que toma su nombre. Popular entre los visitantes y los parisinos, le invita a relajarse y hacer compras. Enfoque sobre este importante lugar con mil facetas.

Un barrio histórico

© Studio TTG

Situado en pleno centro de París, el Marais debe su encanto a la riqueza de su arquitectura y de su historia.

Muchas de las mansiones privadas construidas en el siglo XVII se identifican por sus piedras talladas en blanco, esculpidas, y sus amplios porches diseñados para permitir el paso de los antiguos carruajes. ¡Algunos de ellos están catalogados como monumentos históricos! Entre los más destacados se encuentran el hôtel de Sully, el hotel de Soubise, y el particularmente majestuoso Hôtel Salé, que vió pasar por sus bancos al escritor Honoré de Balzac y que hoy alberga el famoso Musée Picasso.

Ineludible en París, sólo cabe destacar el Hôtel de Ville (Ayuntamiento) con su magnífica arquitectura, cuya plaza alberga durante todo el año numerosos eventos. Un poco más lejos, la romántica Place des Vosges, construida en el Renacimiento, es la plaza más antigua de París. Auténtico remanso de verdor, esta plaza, rodeada de edificios de ladrillo rojo, fue el hogar de muchas personalidades como Victor Hugo, Madame de Sévigné y Colette. Por último, la iglesia barroca de Saint-Louis Saint-Paul du Marais, con su bonito reloj de colores, alberga un cuadro de Eugène Delacroix. ¡Aquí, existen numerosos tesoros por descubrir a lo largo de un paseo!

Dirección, rue François Miron, donde dos edificios à colombage (de entramado de madera) atraen la atención de los transeúntes. A menudo identificadas como las casas más antiguas de París, son en realidad del siglo XVI. Entre las más impresionantes, la casa de Nicolas Flamel, construida en 1407, también situada en el Marais, rue Montmorency.

Desde el Haut Marais hasta las orillas del Sena, este encantador barrio, con aspecto de pueblo, ofrece una verdadera inmersión en el corazón de la historia parisina.

Un barrio cultural

© Studio TTG

Si le gusta el arte contemporáneo, el romanticismo y el clasicismo del siglo XVIII, o si quiere descubrir los secretos históricos de París, los museos del Marais colmarán todos sus deseos culturales.

Ineludible, el Centre George Pompidou, famoso por su estructura monumental y su original arquitectura, con sus coloridas tuberías, alberga la mayor colección de arte francés moderno y contemporáneo. ¡Aproveche esta visita para admirar una de las vistas más bellas de París!

En el Musée Cognacq-Jay, los visitantes se sumergen en una residencia parisina del periodo de la Ilustración, con obras de arte, esculturas, muebles estampados y objetos preciosos, en cada rincón. Por su parte, el Musée Carnavalet exhibe recuerdos de la Revolución Francesa y objetos del viejo París. En la casa del escritor Victor Hugo, los curiosos admirarán un edificio conservado como en vida del autor de Los Miserables, mientras que el Musée d'art et d'histoire du Judaïsme se encuentra en la rue du Temple, en el Hôtel de Saint-Aignan. Por último, en el Musée Picasso se expone una selección de las obras más bellas del pintor español, junto con numerosas temáticas actuales.

Los aficionados de arte y coleccionistas de todos los estilos, podrán tomarse el tiempo paseando por las muchas galerías del distrito, como la famosa Galerie Perrotin, Thaddaeus Ropac, Daniel Templon, Karsten Greve o Eric Dupont. Galerie Wawi también ofrece la posibilidad de pintar con el acompañamiento de un artista en un ambiente musical, para pasar una velada memorable.

Un barrio ideal para el shopping

© Studio TTG

Para todos los aficionados de moda, el Marais es sin duda uno de los mejores barrios comerciales de París.

Con su cúpula y su vista panorámica sobre el Hôtel-de-Ville de Paris, el BHV MARAIS es un edificio emblemático del comercio parisino. Desde 1856, este gran almacén, situado en pleno centro del Marais alberga los puestos de las principales marcas de prêt-à-porter, así como objetos de ocio y diseño, y zonas de restauración.

En los alrededores, muchas calles del barrio están llenas de tiendas de todo tipo, como la rue Vieille-du-Temple, la rue du Temple o la rue Charlot. Las principales marcas se han reunido allí, como Uniqlo, COS, The Kooples o Scotch & Soda. ¡Y para los aficionados de vintage, el Marais es un pequeño paraíso donde florecen tiendas de segunda mano!

En el Marais también se han instalado varios concept stores, como Bring France Home, que ofrece recuerdos de la Ciudad Luz hechos en Francia, y Front de mode y sus productos eco-responsables.

Para terminar, desde hace unos años, empiezan a instalarse también marcas de lujo como Karl Lagerfeld, Gucci y John Galliano.

¡Hay para todos los presupuestos!

Un barrio gourmet

© Studio TTG

¡A cualquier hora del día, el Marais satisface los antojos gourmet!

Para el almuerzo o la cena, restaurantes como Glou, La Maison de La Truffe o Robert et Louise destacan la cocina francesa, revisitada al gusto contemporáneo. En cuanto al Bel Canto, a orillas del Sena, propone un viaje entre arias operísticas y cocina francesa. El Marais también cuenta con varios restaurantes gourmet como L'Ambroisie, place des Vosges y brasseries (cervecerías) típicas parisinas, como la brasserie Bofinger, Petit Bofinger, Le Comptoir des Archives o Les Philosophes. ¡Y para picar algo o para los que tienen prisa, la street food puede combinarse con todos los antojos: ¡crepes, noodles, por no hablar de bagels! Y para saborear los mejores falafeles de París, diríjase a una de las tiendas de la rue des Rosiers, como l'As du Fallafel, donde las bolitas de garbanzos se combinan de maravilla con berenjenas asadas, verduras crudas y salsa de tahini casera. ¡Una auténtica delicia para las papilas gustativas!

Le Marais es también un barrio de ensueño para los aficionados de sabores dulces. Existen innumerables panaderías con sus especialidades, las tiendas de té se han apoderado de muchas calles, y los grandes nombres de la pastelería han abierto allí sus tiendas gourmet, como Yann Couvreur, Pierre Hermé o Christophe Michalak. Para los antojos dulces con sabores exóticos, la rue des Rosiers propone muchas panaderías yiddishes, para disfrutar de una selección de tarta linzer (pastafrola), strudel de manzana, baklava o vatruchka.

Cuando las temperaturas suben, los transeúntes acuden a las heladerías. Entre las más populares de la zona: Pozzetto, Amorino... ¡Déjese tentar!

Un barrio para salir

© Studio TTG

Ya sea para escuchar jazz en la bodega del 38'Rivoli, tomar un café en el techo del Musée Picasso, saborear un falafel en la rue des Rosiers, o pasar un momento agradable en un techo como Le Perchoir, el Marais es un super lugar para salir.

En lo que se refiere a bares, La Perle, la Candelaria o Le Progrès prometen noches animadas y tendencia. Para un momento de relax, las numerosas terrazas del barrio se encuentran entre las favoritas de los parisinos, que aprovechan los días soleados para tomar una copa con los amigos bajo el cielo de la capital. Bares, taberna, speakeasy, karaoke, ¡hay para todos los gustos! Escoja el ambiente que le gusta.

Durante los grandes acontecimientos parisinos, ya sea el Día del Orgullo, la Noche en Blanco o la Noche de los Museos, el Marais también suele formar parte de la celebración. ¡Ambiente garantizado!

Un barrio emblemático de la comunidad LGBT

© Studio TTG

Desde los años 80, la comunidad homosexual se ha ido instalando en el Marais, con bares, clubes, restaurantes y librerías. En la actualidad, sigue estando bien representada en varios establecimientos, como la rue des Archives, la rue du Temple, la rue de la Verrerie o la rue des Lombards. Se va al COX para tomar una copa, al Raidd Bar para una noche de música con entretenimiento, y también al Tango (La Boîte à frissons). ¡En cuanto a los lugares para mujeres, vayan a la Mutinerie o al Bar'ouf ! Por último, no se pierda los famosos pasos de peatones, decorados con colores del arco iris, en el cruce de la rue du Temple y la rue des Archives.

Un barrio con sus típicos mercados y calles comerciales

© Studio TTG

Auténtico, el Marais es un lugar de tradiciones y de savoir-faire (saber-hacer) francés. Situado en la rue de Bretagne, el Marché Couvert des Enfants Rouges es el más antiguo de París. Coloridos puestos, productos frescos, flores y comidas del mundo entero, a saborear in situ.... es el lugar de encuentro de los parisinos. Los días de mercado, los comerciantes también se instalan en la place Baudoyer y a veces delante del ayuntamiento del 3er distrito. Para los productos locales, la rue de Bretagne cuenta con numerosas tiendas de alimentación de calidad, desde la panadería hasta la quesería. ¡Una delicia!

En pleno centro del Village de Saint-Paul-Le-Marais, ¡unas 200 pequeñas tiendas de antigüedades y diseño lo convierten en un lugar ideal para encontrar objetos insólitos! Y si no encuentra lo que busca, debe saber que el Marais acoge muchos mercados de pulgas, desde principios de la primavera hasta mediados del otoño.

Para todos los demás antojos, dirección Mariages Frères para descubrir tés de calidad, Diptyque para velas perfumadas, o Fragonard para probar nuevas fragancias. Y para una decoración de diseño, se va a una de las boutiques Fleux de la rue Sainte-Croix de la Bretonnerie.

También para ver