Terrazas de hotel y jardines a descubrir en París

Los hoteles de París y de la región Île-de-France también son una excelente opción para disfrutar de lo verde.

No siempre se piensa en ellos, pero muchos hoteles cuentan con terrazas y jardines interiores para disfrutar un poco del aire fresco y del verdor en medio de la capital, lejos del ajetreo de la ciudad. Para tomar una copa, almorzar, cenar o más… estos establecimientos, a menudo de alto nivel, cultivan su diferencia y le brindan un entorno encantador además de un servicio más que perfecto.

Al lado del parc Monceau, en el distrito VIII de la capital, El Hôtel du Collectionneur goza de uno de los más grandes jardines de hotel de París. Aquí se come tranquilo, cómodamente sentado en la preciosa terraza rodeada por vegetación exótica. Aquí, lo único que se escucha es el relajante chapuceo de la fuente. ¡Ideal para marcar un descanso zen!

Dos establecimientos catalogados 5 estrellas también ofrecen un agradable descanso lejos del ajetreo de la ciudad. El palace Mandarin Oriental, situado a un paso de la Place Vendôme, cuenta con un magnífico jardín interior, muy agradable, tanto para un desayuno, un almuerzo, como para una cena en el restaurante Camelia, cuyo menú está firmado por Thierry Marx. También se puede venir simplemente para tomar una copa en el Bar 8. El Prince de Galles, situado a pocos minutos a pie de la Avenida des Champs-Elysées, invita sus huéspedes a comer en su verde Patio, donde se puede admirar el famoso mosaico de Gentil y Bourdet.

En pleno centro del Marais, el muy confidencial Cours des Vosges diseñado por los decoradores Yann Le Coadic y Alessandro Scotto, tiene su terraza bajo las arcadas de la Place des Vosges, uno de los lugares más emblemáticos de la capital.

En el barrio de Saint-Germain-des-Prés, encontrarás dos hermosos establecimientos de 3 estrellas: el Hôtel des Marronniers con su jardín y su veranda que sirven de marco a su encantador salón de té, y el Clos Médicis con su adorable patio

Al lado de los Champs-Élysées, el Hôtel Lancaster vuelve a instalar algunas mesas en su patio con plantas. Aquí se puede tomar una copa en el Bar o cenar en un marco que no le dejará indiferente: alcornoques tortuosos, cascadas, jazmines con flores, macizos japoneses con cantos rodados y fuente. ¡Cambio de ambiente radical!

A dos pasos de los Champs-Élysées se encuentra uno de los más bonitos jardines secretos del barrio. El Hôtel Atala le reserva muchas sorpresas con su precioso jardín decorado por esculturas y obras de arte insólitas. Atracción principal del espectáculo: sorprendentes tiendas de campaña mongolas, con estilizados y cómodos sofás, que le invitan a relajarse. Para restaurarse, puede escoger entre brunch, almuerzo o aperitivo.

En el animado distrito 10, el Grand Quartier está organizado en torno a un amplio jardín central donde es agradable pararse para tomar algo, relajarse, descansar o incluso simplemente leer. Para dominar un poco el paisaje, dirección el rooftop del establecimiento y su vista sobre los techos de París y el hermoso ayuntamiento del distrito 10.

En el distrito XI de la capital, Les Jardins du Marais albergan a uno de los más grandes jardines con adoquines privados de París. Este espacio atípico, con una superficie de 1500 m² se compone de parterres decorados por plantas mediterráneas, de pequeños patios y espacios de salón rodeados por palmeras. Cuando llega el verano, el bar y el restaurante proponen el servicio en exterior.

En medio del "Triangle d’or", la Maison Champs-Élysées es una mansión muy particular, diseñada por el creador belga Martin Margiela. Un decorado minimalista y vanguardista donde se integra perfectamente el ambiente vegetal gracias al jardín interior creado por René Quendo, donde brota la naturaleza: boj, helecho arborescente, olivo de cincuenta años, empalizada de jazmín de dos metros de alto… Un ambiente privilegiado para un almuerzo o una cena en la Table du Huit (reapertura pronto).

El muy selecto Saint James, que se encuentra en un precioso hôtel particulier (mansión) del siglo XIX, a dos pasos de la avenida Foch, es un hotel de 4 estrellas dotado de un parque de 5 000 m². Su preciosa terraza de 300 m², decorada por un globo aerostático, merece la pena ser vista. Pero cuidado, el Saint James solo abre al público de lunes a sábado a partir de las 19 h, y el domingo para el brunch de 12h a 16h.

En las alturas de la colina de Montmartre, L’Hôtel Particulier le brinda un entorno idílico y único en París, con un jardín florido de 900 m². El lugar apropiado para disfrutar de los deliciosos cócteles preparados por el bar del hotel, el bien nombrado Le Très Particulier.

Al pié del Sacré-Cœur, el Hôtel Amour esconde bien su juego. Quien podría adivinar que detrás de su fachada, se encuentra una de las más encantadoras terrazas interiores de South Pigalle (« SoPi » para los íntimos). A consumir sin moderación para almorzar, tomar una copa o cenar…

Cuatro establecimientos parisinos y de la región Île-de-France del grupo Marriott Bonvoy acogen a los visitantes en un entorno campestre para aprovechar al máximo del buen tiempo: los hoteles Renaissance Paris Nobel Tour Eiffel y Paris République, el Marriott Roissy Charles de Gaulle Airport y también el muy anglo-normando Renaissance Paris Hippodrome de Saint-Cloud a pocos minutos de la capital.

Para terminar, también se pueden mencionar dos hoteles del grupo Accor Live Limitless por sus terrazas. El bien llamado restaurante le Jardin del Mercure Paris Centre tour Eiffel y el restaurante le B del Ibis Styles Paris Bercy, frente al parque del mismo nombre.