Ir al circo en París

La capital ofrece varias carpas y salas para descubrir en familia las artes circenses.

¡Nada como un espectáculo circense para hacer brillar los ojos de grandes y pequeños! Malabaristas, payasos, funámbulos o domadores se unen durante funciones tan sorprendentes como deslumbrantes. Bajo las carpas de París, los circos tradicionales conviven con las formas nuevas y contemporáneas de las artes circenses, ofreciendo una excepcional diversidad de espectáculos. ¡Un universo en todo su esplendor para disfrutar sin límites!

Los lugares de referencia del circo parisino tradicional

Tanto en las inmediaciones de París como en el corazón de la capital, el circo llena carpas y salas de celebraciones para el deleite de los aficionados a los espectáculos tradicionales.

Acogiendo las representaciones de la famosa compañía Bouglione desde hace más de medio siglo, el cirque d’Hiver Bouglione es uno de los circos más antiguos del mundo. Esta pista mítica propone cada año un nuevo espectáculo donde se encuentran acróbatas, payasos, trapecistas, animales y malabaristas. ¡Toda una tradición!

¡De noviembre a enero, todos los años, La Pelouse de Reuilly (el césped de Reuilly), acoge al circo Pinder y su emblemática carpa roja y dorada! Este circo popular, que vio la luz hace más de 160 años, encandila al público con sus acrobacias, sus funciones de malabares, sus payasos… El punto álgido del espectáculo lo protagoniza: ¡el domador Frédéric Edelstein y sus famosos leones blancos!

También instalado en la Pelouse de Reuilly a finales de otoño, el circo Arlette Gruss ofrece espectáculos repletos de poesía que conjugan actuaciones de payasos, marionetas, motos aéreas, doma de animales y gimnasia acrobática. ¡Un espectáculo indescriptible!

Desde hace más de 40 años, la carpa Alexis Gruss, con sus 3000 asientos con calefacción, ocupa el Carrefour des Cascades del Bois de Boulogne durante la temporada invernal. Este típico circo familiar es uno de los principales especialistas en artes ecuestres. En los últimos años, las coreografías equinas son adornadas por el ballet aéreo acrobático de la compañía Les Farfadais, procedente de la escuela del nuevo circo.

En el square Parodi, podrá descubrir los orígenes del circo desde los inicios de este arte en el folclore gitano con el Romanès Cirque Tsigane. Alexandre Bouglione, impulsor de la vuelta a los fundamentos, acoge a los espectadores dentro de su propia familia para ofrecerles representaciones cautivadoras. La música de los Balcanes y la voz de su mujer Délia marcan el ritmo del show, el cual está compuesto de espectáculos acrobáticos y malabares realizados por sus propios hijos y por los artistas de la troupe.

Finalmente, pongamos rumbo al 15° distrito para descubrir, durante todo el año, los espectáculos del circo Bormann-Moreno, uno de las joyas de la tradición circense desde hace más de 30 años. La séptima generación de esta emblemática familia propone el espectáculo “Le Voyage dans le temps” que asocia tradición y modernidad en sus números de malabarismo, trapecio volante, doma de animales… Además, los niños podrán participar en talleres de iniciación a los artes circenses.

El Viaje en el tiempo del circo Bormann

Y para vivir la experiencia de una inmersión en el mundo maravilloso del circo, le citamos en el Parc des Chanteraines en Villeneuve-la-Garenne donde podrá disfrutar de Une journée au cirque Micheletty (Un día en el circo Micheletty). En el programa de esta original experiencia se encuentra: la iniciación a las artes de la pista, animaciones y espectáculo.

Las nuevas formas de circo

En el noreste de París, el circo contemporáneo ocupa un lugar privilegiado. Síntesis de varios campos artísticos, se nutre del teatro, la danza, la música, el happening o el vídeo y se instala en emplazamientos multidisciplinares.

La Villette y su diversa programación, acoge a compañías del mundo entero y propone durante todo el año varios espectáculos de circo contemporáneo. Eventos como Villette en cirques ou el festival 100%, ponen en escena esta nueva forma creativa. Entre los otros lugares que ofrecen circo contemporáneo a sus visitantes, cabe mencionar Le Centquatre y sus sorprendentes funciones poéticas o le Cirque électrique con sus creaciones únicas y su escuela circense (a partir de 2 años).

En un estilo diferente, el Zèbre de Belleville es un circo-cabaret que ofrece espectáculos artísticos asociando artes circenses, music-hall y cabaret. ¡Durante el fin de semana, sus Z’ateliers cirque ofrecen a los niños y a sus padres adentrarse en la pista!

Creado en 2000, el Cirque Phénix acoge durante la temporada invernal a compañías de circo procedentes del mundo entero para ofrecer espectáculos inigualables. El imprescindible festival mundial du Cirque de Demain, tiene lugar al principio de cada año. Este evento internacional presenta la élite de las artes de la pista, los talentos actuales, las jóvenes promesas y pone en relieve la evolución de las técnicas circenses.