El gran París, tierra de arquitecturas

Desde los grandes complejos arquitectónicos a las zonas industriales, descubra nuestro best of en arquitectura.

Art déco/ Art nouveau: los años 30 en París

Tras la explosión del Art nouveau que exalta las líneas curvas, los ornamentos y los motivos florales, el Art déco toma el relevo hacia el año 1925. Con él, llega la simplificación de las líneas y los motivos geométricos. En París, el estilo Art déco surge por todos los rincones de la ciudad y ocupa espacios de todo tipo.

A dos pasos de la Torre Eiffel, el Palais Chaillot y el Palais de Tokyo, vestigios de las exposiciones internacionales, son majestuosos ejemplos de ello, a semejanza de su cercano vecino el Théâtre des Champs-Élysées. Algunas salas de espectáculo también poseen una arquitectura típica de los años 30, como por ejemplo Folies Bergère, el cine Le Louxor o el Grand Rex, este último declarado monumento histórico.

Los grandes almacenes no se quedan atrás, prueba de ello son el Printemps Haussmann y las Galeries Lafayette con sus magníficas vidrieras. Algunas instalaciones deportivas de París son también vivos ejemplos de espléndidas realizaciones arquitectónicas de estilo Art déco, como son la piscina de la Butte-aux-Cailles, la piscina Georges-Vallerey y la piscina Molitor.

Sin olvidar el Palais de la Porte Dorée o algunas estaciones de metro como la estación Vaneau. Además de edificios de utilidad pública, el Art déco vistió también residencias privadas. En el distrito 16, se pueden admirar edificios insignia de la época, como la Maison La Roche, conocida con el nombre de Fundación Le Corbusier, o las numerosas obras del arquitecto Mallet-Stevens en la calle que lleva su nombre.

Más al oeste, en Boulogne-Billancourt, un barrio ofrece todo un espectáculo con una concentración impresionante de construcciones de los años 30 que brindan un panorama de todos los estilos de esa época. Para facilitar la visita, la ciudad ha señalado varios recorridos. Para más información, es imprescindible una visita al Musée des Années 30. Siguiendo los tres recorridos urbanos que la ciudad propone, descubra construcciones emblemáticas recorriendo las calles de Boulogne. Cabe señalar que estos recorridos también están disponibles con audioguía.

En la zona norte del Gran París, se pueden admirar impresionantes creaciones, como son el absolutamente moderno Ayuntamiento de Blanc Mesnil, cuya singularidad es su diseño en forma de transatlántico, o la Cité 212 de Gemain Dorel (también en Blanc-Mesnil), sin olvidar la terminal aérea Le Bourget, una pequeña joya del Art déco con el sello del arquitecto Georges Labro.

En el sur, la estación de Gentilly, construida en 1933 por Louis Brachet, conocido como el arquitecto ferroviario, es un edificio de la más pura tradición Art déco.

En el este, Nogent-sur-Marne y Perreux-sur-Marne se convirtieron en la mitad del siglo XIX en lugares de descanso y ocio a los que acudían obreros, artistas o escritores que venían de París y disfrutaban de merenderos y fiestas náuticas. Testimonios de este período, las residencias burguesas y las residencias de descanso de estilo Art déco, realizadas por los arquitectos Gérard Tissoire y Georges Nachbaur dan vida aún hoy a las orillas del Marne con sus elegantes fachadas.

La ciudad de Vincennes, conocida por su castillo y su torreón medieval, guarda también numerosos tesoros de Art déco. Edificios señoriales, residencias y villas se suceden a lo largo de las calles Maréchal Maunoury, Louis Besquel o Emilie Gérard, mientras que el Ayuntamiento de la ciudad de estilo neorrenacentista atesora una extraordinaria decoración Art déco.

Los grandes conjuntos arquitectónicos

En el siglo XX, Francia vive una metamorfosis. Surge la vivienda social y comienzan a construirse grandes complejos en todas partes de París y su región. Aunque la mayoría de estas construcciones son, ante todo, funcionales, algunas creaciones arquitectónicas sorprenden y son dignas de un decorado de teatro: a continuación, algunas construcciones emblemáticas que se deben descubrir con toda urgencia.

En Noisy-le-Grand, dos construcciones sorprenden al visitante de paso: los Espaces d’Abraxas de Ricardo Bofill y las Arènes de Picasso de Manuel Núñez Yanowsky. Construcciones espectaculares que revolucionaron el paisaje urbano y que siguen fascinando aún hoy a los amantes de la arquitectura contemporánea.

Igualmente extraordinarias, Les Coutillières (Pantin), que se identifican fácilmente por su largo edificio azul y rosa en forma de serpiente que se desliza a lo largo de 1,5 km y la Cité de l’Abreuvoir (Bobigny), con sus torres redondas, o trípodes, diseñadas por el arquitecto Émile Aillaud en los años 50-60. Edificaciones que sorprenden por su forma y asombran por su policromía. En Créteil, torres redondas ornamentadas con balcones en forma de pétalos atraen inmediatamente la mirada de los visitantes. Fruto de la creatividad de Gérard Grandval, estas construcciones conocidas como les Choux de Créteil (las coles de Créteil) surgieron de la tierra en los años 70 y aportan a esta parte de la ciudad un aspecto atípico.

En la misma época, Jean Renaudie y Renée Gailhoustet transforman el centro de la ciudad de Ivry-sur-Seine con Les Étoiles. Construcción llena de esquinas y ángulos prominentes, este complejo reinventó la vivienda social. ¡En Les Étoiles no hay un solo ángulo recto! Pionera de la arquitectura popular y ecológica, esta construcción innovadora de hormigón vestida con plantas transformó la ciudad. En Nanterre, las Tours Nuages (Torres Nube) son las que más impresionan. Diseñadas por Émile Aillaud, desde los años 70-80 se alzan hacia el cielo de la ciudad. Recubiertas de mosaicos en tonos pastel, son un emblema de la vivienda social del siglo XX. ¡De verdad vale la pena visitarlas!  

Ciudad jardín: la arquitectura a tamaño natural

El concepto de ciudad jardín, importado de Inglaterra, floreció en el país galo a partir de los años 20. Este concepto cuenta con un principio muy sencillo: crear una ciudad verde en pleno centro de la ciudad construyendo viviendas en un entorno con espacios verdes.

En 1921, en Suresnes, brota la primera ciudad jardín made in France. Diseñada por el arquitecto Félix Dumail, la ciudad jardín de Suresnes, la más grande de Europa, sirvió de modelo a las 15 ciudades jardín que se construyeron posteriormente en el Gran París.

Entre las que vale la pena visitar, citaremos la ciudad jardín de la Butte-Rouge en Châtenay-Malabry que combina construcciones de ladrillo y hormigón, la Paul-Bert, una ciudad jardín muy british, en Drancy, la pintoresca ciudad jardín de Stains o la ciudad jardín Le Moulin vert, encaramada en la zona alta de Vitry-sur-Seine… Sin olvidar la ciudad jardín Le Pré-Saint-Gervais de Félix Dumail y la ciudad jardín de Champigny-sur-Marne cuya arquitectura es absolutamente extraordinaria.

Barrios en plena evolución

Anímese a descubrir nuevos barrios que se renuevan en el Gran París.

La Défense, un laboratorio de arquitectura

La Défense, el distrito de negocios más grande de Europa, ofrece un apasionante panorama de la arquitectura de las últimas décadas. El CNIT, construido en 1958, sigue siendo el pionero del lugar. Más tarde, se fueron sucediendo las construcciones con la Grande Arche en 1989 (del arquitecto danés Johann Otto von Spreckelsen, la torre First, el rascacielos más alto de Francia, la torre Carpe Diem, Cœur Défense, etc.

Recientemente, La Défense ha acogido la Paris La Défense Arena, una creación arquitectónica diseñada por Christian de Portzamparc que cuenta con un aforo de hasta 40.000 personas. Combina, en el mismo espacio, una sala de espectáculos vanguardista y un recinto deportivo ultramoderno. Si hablamos de récords, la Paris La Défense Arena es el recinto modular más grande de Europa.

El futuro cultural de Île Seguin en Boulogne-Billancourt

Tras el cierre de las fábricas de Renault hace 25 años, este antiguo estandarte de la industria del automóvil se convirtió en la nueva ecociudad cultural del Gran París. Île Seguin – Rives de Seine reúne en 11 hectáreas instalaciones culturales, viviendas, oficinas, espacios verdes e instalaciones deportivas.

 Seine Musicale ha sido el primer edificio que ha abierto sus puertas en 2017. Destinado a la música y a la danza, esta impresionante creación arquitectónica en forma de navío realizada por Shigeru Ban y Jean de Gastines está cubierta por un gran huevo de vidrio y cuenta con un jardín suspendido y una inmensa vela rotatoria fotovoltaica que se mueve con el sol. Justo en frente de Île Seguin, el nuevo ecobarrio Trapèze presenta la Tour Horizons de Jean Nouvel que alcanza los 88 metros de altura. Con esta edificación, diseñada como un “cohete de tres pisos”, la arquitectura francesa reinventa el concepto de rascacielos. 

Rosa Parks, un barrio en plena transformación

En el norte de París, a finales del año 2015 ha surgido un nuevo barrio entre el canal Saint-Denis y la puerta de Aubervilliers, llamado Rosa Parks. El centro neurálgico de este ecobarrio es el antiguo almacén Macdonald, construido a finales de los años 60. Este gigantesco edificio está destinado ahora a viviendas, oficinas, instalaciones y comercios. Con su fachada de 617 metros de largo, es uno de los edificios más grandes de la capital.

Rosa Parks se distingue por la calidad de su arquitectura contemporánea, que reúne diferentes estilos estéticos. Entre los quince arquitectos que han tomado parte en la construcción de este nuevo barrio, se encuentran grandes nombres como Christian de Portzamparc, Kengo Kum o Dietmar Feichtinger, muy conocido por haber realizado la pasarela Simone-de-Beauvoir

París Orilla Izquierda, una ciudad en la ciudad

Desde la estación de Austerlitz hasta el boulevard periférico se extiende la Zona de Acondicionamiento Concertado París Orilla Izquierda, en la que se encuentran varios hitos históricos del sur de París. Lanzada hace cerca de treinta años, esta enorme zona de construcción sigue en pleno movimiento y numerosas creaciones emergen con regularidad de la tierra. La primera que vio la luz dentro de este ambicioso proyecto de acondicionamiento es la majestuosa Biblioteca Nacional de Francia, diseñada por Dominique Perrault.

Alrededor de este imponente edifico con forma de libros abiertos, ha surgido un barrio repleto de impresionantes creaciones arquitectónicas en el que nos vamos cruzando con los grandes nombres de la arquitectura mundial: Norman Foster, Paul Chemetov, Wilmotte & Associés, Christian de Portzamparc, Ricardo Bofill… Además de las nuevas construcciones y las rehabilitaciones de zonas industriales, el barrio se enfrenta a una disyuntiva arquitectónica.

Así, al girar una esquina, podemos toparnos con la Maison Planeix construida en 1928 por Le Corbusier y Pierre Jeanneret, sorprenderse con la curiosa silueta de los dos edificios de Frigos que albergan talleres creativos o ver el sorprendente parque de bomberos de Masséna, una obra de estilo brutalista que data de los años 70.

Oscar Niemeyer o la belleza de las curvas

Siga la pista al célebre arquitecto brasileño que dejó su impronta en el Gran París con algunas de sus singulares creaciones. Comenzaremos poniendo dirección a la Plaza Colonel-Fabien donde un edificio lleno de curvas atrae inmediatamente la atención. Se trata de la sede del Partido Comunista Francés (1980).

Más al norte, a dos pasos de la célebre basílica de Saint-Denis, no puede perderse la antigua sede social del periódico L’Humanité, construida en 1987. En Bobigny, puede admirar la Bourse départementale du Travail (1978) y al este, en Fontenay-sous-Bois, también se encuentran diversos edificios de oficinas diseñados por Niemeyer.