Familia

Zoos y acuarios para visitar en familia

Del elefante hasta la jirafa, pasando por el gallo o el pez payaso, encontrará todos los animales en París.

Los zoos y granjas donde llevar a los niños

Elefantes, leones, rinocerontes, jirafas o cocodrilos: París le ofrece la posibilidad de descubrir todo tipo de animales en familia. ¡Adelante para encuentros con los animales que tanto les gustan a los niños!

Situado cerca de l’Île de Reuilly, el Parc Zoologique de Paris es ideal para salidas en familia. Los niños podrán descubrir unos mil animales diferentes, y también participar a divertidos talleres como “l’apprenti soigneur” (cuidador aprendiz) o “le petit-déjeuner avec les girafes” (desayuno con jirafas). Y para los más conectados, se pueden descargar aplicaciones para aprender más sobre el cotidiano de los animales. Por ejemplo, “le voyage d’Adeline la girafe” (el viaje de Adeline la jirafa), invita a los niños desde los 5 años a recorrerse el parque en busca de una jirafa diferente a las otras.

Para animales cada vez más sorprendentes, el Muséum National d’Histoire Naturelle alberga La Grande Galerie de l’Evolution, un friso cronológico en tamaño real donde se exponen dinosaurios, mamuts y muchas más especies seculares u olvidadas. Una manera original de hacerles descubrir a los niños las grandes etapas que finalmente han permitido llegar al hombre moderno.

En pleno centro de París, la Ménagerie du Jardin des Plantes es uno de los zoos más antiguos del mundo. Les permite a los visitantes encontrarse con orangutanes, fieras, pandas rojos, loros e incluso oryx de Arabia: especies exóticas que los niños no suelen tener la ocasión de cruzarse. Todavía más insólito, el Zoo de Thoiry y el Parc des Félins les propone hacer un mini-safari para ver los animales más de cerca: un ineludible para los curiosos.

Y para combinar animales y espacios verdes, porque no visita el Parc animalier de l’Emprunt o el Zoo du bois d’Attilly, los dos dotados de numerosas hectáreas de bosque donde pasear en familia. ¡Serval, león, hipopótamo, gibón… un montón de nuevos amiguitos para los niños!

Para acabar, los locos de naturaleza podrán encontrar un poquito de campo en París. El Jardin d’Acclimatation, la Ferme normande y la Grande Volière le permiten a los niños descubrir especies domesticas poco comunes. La Ferme de Paris du Bois de Vincennes también es un lugar para pasar momentos rodeados por la naturaleza en familia.

Las reservas de animales o de insectos en París

Proteger la biodiversidad es una de las prioridades de la capital. En el marco de sus acciones por la protección de las especies, París propone a las familias descubrir los distintos lugares de iniciación y de observación para sensibilizar los niños a las problemáticas ecológicas. Tal es el caso del nuevo concepto que abrirá sus puertas el 2 de diciembre de 2023 : Le Monde de Noé. Es la primera experiencia inmersiva del mundo animal. Durante un recorrido de hora y media, los visitantes interactuarán con animales rescatados de refugios. Con su mezcla de descubrimiento, concienciación y bienestar animal, es el lugar ideal para una excursión en familia.

Una gran cantidad de animales raros y exóticos están protegidos en la Reserva ornitológica del bois de Boulogne y también en la Reserva ornitológica del Bois de Vincennes. El Jardin des Papillons, abierto de mediados de mayo hasta octubre, en Vincennes, permite que los niños puedan admirar los más bellos lepidópteros de la capital.

Siguiendo la misma misión de protección, la Maison Paris-Nature propone un « recorrido biodiversidad » para sensibilizar a las familias a la causa medioambiental.
Y para terminar, la ménagerie du Jardin des Plantes gestiona el patrimonio genético de las especies para conservar su poder de adaptación a la naturaleza y favorecer su proliferación.

Ubicado en pleno corazón de Montmartre, el Jardin sauvage es un lugar secreto en el cual se encuentran plantas coloridas y originales. Muy apreciado, pero solo es accesible a las familias durante ciertos periodos del año, principalmente en verano.

Los acuarios para visitar con los niños

¡En París, las especies marinas lo están esperando! Los acuarios de la capital le proponen descubrir un ecosistema inédito y colorido: una buena idea para pasar la tarde con los niños.

Los cuarenta y tres estanques del Aquarium de Paris albergan una infinita variedad de especies marinas como por ejemplo el pez-angel o el jurel real. El estanque “caricias” está a disposición de los niños para que puedan tocar las carpas Koï y las carpas doradas. Y en la sala de proyección Cinéaqua, se proyectan películas didácticas de animación que prolongan esta jornada familiar y submarina.

Situado al borde del bois de Vincennes, el Aquarium tropical de la Porte Dorée presenta unos 5000 animales marinos exóticos en un magnífico edificio Art Déco. Su estanque de los cocodrilos y de los caimanes es una curiosidad que no hay que perderse, ideal para pasar una tarde original en familia.

En las afueras de Paris, el Aquarium Sea Life Paris Val d’Europe propone un viaje lúdico, educativo e interactivo para ir al encuentro de más de 350 especies marinas. En el programa: estanques táctiles, animaciones, recorridos de juegos, morenas verdes, pulpos gigantes del Pacifico e hipocampos.