Paseo por el pueblo de Charonne

Calles adoquinadas, iglesia medieval, jardines y huertos secretos... la colina de Charonne esconde muchos tesoros

Pasea tras las huellas del antiguo pueblo de Charonne, que pasó a formar parte de París en 1860. Idealmente situado en la ladera sur de la colina de Belleville, regado por varios manantiales, el pueblo estuvo, en otra época, cubierto de viñas. Este itinerario te llevará a lo largo de ambos lados de la rue de Bagnolet, la columna vertebral de este barrio del distrito 20. Será una oportunidad para encontrar pistas de la existencia de un pasado no tan lejano, caminando por calles adoquinadas, o pasando las rejas de parques y jardines poco conocidos. Al final del paseo, estarás feliz de tener la sensación de haber disfrutado de la campiña parisina.

Al salir de la estación de metro Philippe Auguste, gira hacia la rue Pierre Bayle. A continuación, gira a la derecha por la bien llamada rue du Repos (calle del Descanso), que bordea el muro del cementerio del Père Lachaise.

1 / Le Tampographe Sardon

Aquí encontrarás el escaparate de una tienda única: el Tampographe Sardon es una galería-taller donde se diseñan y fabrican a mano sellos (para estampar) de todo tipo. Transmiten mensajes con un humor corrosivo, ilustraciones poéticas o elegantes formas gráficas que harán las delicias de grandes y pequeños.

Le Tampographe Sardon - 4 rue de Repos, Paris 20e

Dirígete al Boulevard de Charonne. Al llegar a la estación de metro Alexandre Dumas, toma la rue de Bagnolet, que empieza a tu izquierda. A continuación, gira en la primera a la izquierda.

2 / Jardín compartido de la Cité Aubry

En el número 2 bis de la Cité Aubry se esconde un encantador jardín compartido. Es un remanso de paz enclavado en el hueco de unos edificios, un pequeño pulmón verde para las familias del barrio que vienen a cultivar aquí tomates, plantas aromáticas o bonitos girasoles. Lo que hace que este huerto urbano sea tan especial es que el muro que lo rodea está decorado con grandes frescos realizados por artistas urbanos.

Jardin Cité Aubry, 2 Cité Aubry, Paris 20e

La Cité Aubry lleva a la Villa Riberolles, una pequeña calle que se extiende hasta el muro del cementerio del Père Lachaise.

3 /  La villa Riberolle

Este callejón adoquinado está bordeado por antiguos talleres industriales del siglo XIX, algunos de los cuales están ocupados por artistas. Aquí, todo contribuye a transportarte a mil leguas de la ciudad: el silencio, la vegetación del cementerio que da al callejón, la hierba salvaje que crece entre los adoquines…

Villa Riberolle, Paris 20e

Vuelve a bajar hasta la rue de Bagnolet, que puedes retomar subiendo, girando a la izquierda.

4 / Le Merle Moqueur

Seguro que se te antojará pasar por el Merle Moqueur, la extraordinaria librería del barrio. Disfrutarás paseando por sus estanterías y bajo su largo techo de cristal, recuerdo del antiguo almacén en el que se encuentra. Esta librería general está muy bien surtida, así que seguro encontrarás lo que buscas, ya sea literatura, libros infantiles o guías de viaje.

Le Merle Moqueur – 51 rue de Bagnolet, Paris 20e

Tomar un descanso: un poco más arriba, en la acera de enfrente, encontrarás el Quartier Rouge. Este agradable café-restaurante es el lugar ideal para hojear los libros que acabas de comprar, o simplemente para disfrutar del ambiente de esta animada calle.

Quartier Rouge – 52 rue de Bagnolet, Paris 20e

Unos metros más adelante, toma la Rue de la Réunion a la izquierda, para llegar al Jardin Naturel.

5 / El Jardin naturel (jardín natural)

Este excepcional jardín, escondido a la sombra del cementerio del Père Lachaise, tiene la particularidad de albergar plantas "autóctonas": estas plantas silvestres prosperaban en otra época en los alrededores de París. Para respetar el ciclo natural de desarrollo de la vegetación, este espacio verde se mantiene con técnicas de jardinería "ecológica". Una amplia alameda se extiende bajo la sombra de un bosque compuesto por robles, arces y avellanos, con plantas de sotobosque al pie. Este caminito lleva al otro lado del parque: con él llegarás a la Rue de Lesseps, bordeada por elegantes casas de ladrillo con jardines de invierno y rosales trepadores.

Jardin Naturel - Pierre Emmanuel - 120 rue de la Réunion, Paris 20e

Una vez que regreses a la rue de Bagnolet, toma un desvío por la rue des Pyrénées, y gira a la izquierda. La entrada del Square Henri-Karcher está marcada por un fresco de Street-art que decora su muro exterior.

6 / El Square Henri Karcher en lo alto

Sube por este camino arbolado y con curvas, que revela poco a poco los encantos de este jardín aferrado a la ladera del cementerio del Père-Lachaise. En otra época, esta pequeña colina estaba cubierta de viñas y molinos de viento. Una vez que llegues a la cima, podrás disfrutar de un descanso dominando los edificios y el tráfico. 

Square Henri Karcher – 165 rue des Pyrénées, Paris 20e

Regresa sobre tus pasos para reanudar el ascenso por la rue de Bagnolet. Disfruta mirando el número 102 bis.

7 / La antigua Flèche d'or - antigua estación de la Petite Ceinture

Se encuentra frente a la antigua estación de Charonne. El lugar toma su nombre del tren París-Calais, cuya línea, inaugurada en septiembre de 1926, unía diariamente París con Londres, vía Calais y Dover. A partir de los años 90, la Flèche d'or encontró una nueva vocación al convertirse en una de las salas de conciertos más modernas de París. Se forjó una sólida reputación como pionero de nuevos talentos musicales (pop, folk, rock). La sala de conciertos cerró sus puertas en el 2016, pero el local tendrá pronto un nuevo destino.

La Flèche d’or – 102 bis rue de Bagnolet, Paris 20e

8 / El Mama Shelter y la Médiathèque Marguerite Duras 

Al otro lado de la calle se encuentra el Mama Shelter, un hotel de moda del este parisino, decorado por Philippe Starck. Acuérdate de reservar si quieres disfrutar de un brunch en su gran salón de la planta baja con paredes de pizarra, o tomar un cóctel veraniego en su azotea aprovechando del panorama urbano. El edificio adyacente al hotel alberga la mediateca Marguerite Duras, una de las más innovadoras de París. Esta biblioteca municipal cuenta con un espacio de exposiciones, un auditorio y una colección dedicada al Este parisino, situada en la última planta, donde podrás completar tu conocimiento del barrio.

Mama Shelter – 109 rue de Bagnolet, Paris 20e

Más info sobre el Mama Shelter

Médiathèque Marguerite Duras – 115 rue de Bagnolet, Paris 20e

Retoma tu paseo en la rue de Bagnolet.

9 / Iglesia Saint-Germain-de-Charonne

Pronto llegarás a la hermosa plaza elevada de la iglesia Saint-Germain-de-Charonne, cuyo campanario es del siglo XIII. Aquí te encuentras en medio del antiguo pueblo de Charonne, cuyo pintoresco encanto se ha conservado en parte. Del otro lado de la calle, encontrarás la iglesia Saints-Cyrille-et-Méthode, mucho más reciente, diseñada por el arquitecto Henri Vidal (iniciada en 1935 pero terminada solo en 1962).

Eglise Saint-Germain-de-Charonne – 4 place Saint-Blaise, Paris 20e

¿Lo sabías? La iglesia Saint-Germain-de-Charonne es la única de París, junto con la de Saint-Pierre de Montmartre, que sigue bordeada por su antiguo cementerio parroquial. Fue en esta iglesia donde Georges Lautner filmó la escena final de los "Tontons Flingueurs".

10 / La rue Saint Blaise

Daté un paseo por la rue Saint Blaise: está repleta de cafés y restaurantes que invitan a marcar un descanso. El suelo adoquinado y el mobiliario urbano de colores acentúan el carácter atípico de esta calle semipeatonal, que también cuenta con un bonito campanario medieval. Se parece más a una calle de pueblo que a una arteria parisina.

Rue  Saint-Blaise, Paris 20e

Regresa a la Rue de Bagnolet; a tu izquierda, una escalera te llevará a un tramo elevado de la calle.

11 / Vista panorámica sobre dos antiguas casas de viticultores en la rue de Bagnolet

Aquí te encuentras frente a l'Ogresse, un pequeño teatro comunitario cuyo programa se basa en la oralidad, la música y, sobre todo, las marionetas. Desde este pequeño mirador, se pueden ver, más abajo, en la rue de Bagnolet, dos bonitas casas gemelas que lucen con orgullo sus altillos (nº 134 y 136). Esta singularidad es testigo de la evolución del paisaje urbano: el nivel de la calle se rebajó en su día para suavizar la pendiente y facilitar el tráfico.Aquí te encuentras frente a l'Ogresse, un pequeño teatro comunitario cuyo programa se basa en la oralidad, la música y, sobre todo, las marionetas. Desde este pequeño mirador, se pueden ver, más abajo, en la rue de Bagnolet, dos bonitas casas gemelas que lucen con orgullo sus altillos (nº 134 y 136). Esta singularidad es testigo de la evolución del paisaje urbano: el nivel de la calle se rebajó en su día para suavizar la pendiente y facilitar el tráfico.

134 et 136 rue de Bagnolet, Paris 20e

12 / Pabellón del Ermitage y jardín del Hospicio Debrousse

Pronto llegarás al agradable jardín del Hospicio Debrousse (en el número 148). El pabellón del Hermitage, de estilo Louis XV, se erige aquí con orgullosamente. Único vestigio del inmenso parque del castillo de Bagnolet, que perteneció a la duquesa de Orleans. Debe su nombre a su decoración interior con pinturas murales que representan a ermitaños en meditación.

Pavillon de l’Ermitage et jardin de l’Hospice Debrousse – 148 rue de Bagnolet, Paris 20e

Más info sobre el pavillon de l’Ermitage

Al salir del jardín, toma la rue Pelleport que te lleva a la rue Belgrand y a la Place Edith Piaf.

13 / La Place Edith Piaf

Esta pequeña plaza fue reorganizada en el 2003 para conmemorar el 40º aniversario de la muerte de la cantante. Está adornada con una hermosa fuente Wallace y una estatua de la artista realizada por Lisbeth Delisle. La terraza del bar de la Place Edith Piaf es un buen lugar para descansar los pies después de este paseo. Pero también puedes seguir con una última parada que merece la pena...

Place Edith Piaf, Paris 20e

Sube por la rue Emile-Pierre Casel, que te llevará al pie de la escalera de la Campagne à Paris (literalmente El Campo en París).

14 / La Campagne à Paris

Así se llama este pequeño bloque de casas encaramado en lo alto de una colina. Estas encantadoras casas construidas en los años 20 cultivan su singularidad a la vez que contribuyen a la armonía de la urbanización: cada una se distingue y se completa con sus jardines de especies variadas, elegantes marquesinas, puertas de hierro forjado o persianas de vivos colores. La belleza del lugar se ve reforzada por la tranquilidad que reina en estos callejones. En fin, aquí, todo contribuye a darle a este barrio un carácter excepcional.

La Campagne à Paris - rue du Père Prosper Enfantin, rue Irénée lanc, rue Mondonville et rue Jules Siegfried, Paris 20e

Más info sobre la Campagne à Paris

Sólo te queda volver a bajar hacia la Porte de Bagnolet y el metro.