Práctico / Transportes

Transporte público en París: 5 consejos para los visitantes

La red de transporte público de París es práctica para viajar por la capital. Algunos consejos para disfrutarla con tranquilidad.

He aquí 5 consejos para evitar cualquier inconveniente en el transporte, y para que su viaje sea lo más tranquilo posible:

1. Cuidado con los carteristas

Conseils transports - 1 © OTCP

Los carteristas pueden encontrarse en el transporte público. Por lo tanto, es importante estar atento a la hora de guardar sus efectos personales en su bolso, asegurarse de que esté bien cerrado y llevarlo en la parte delantera. 

2. Compre sus entradas en los puntos de venta oficiales

Conseils transports - 2 © OTCP

A veces, los vendedores ambulantes ofrecen tickets a precios atractivos. Pero cuidado: no son válidos y no le darán acceso a la red de transporte. ¡Diríjase a los puntos de venta oficiales (en las estaciones, en algunos estancos o en nuestra página web) para conseguir tickets válidos!

3. Compruebe la duración, el perímetro y las conexiones de sus títulos de transporte

Conseils transports - 3 © OTCP

Un título de transporte puede tener un período de validez, áreas geográficas o conexiones limitadas. Un ticket le permite hacer conexiones hasta 1h30 después de su primera validación y sólo en metro/RER o autobús/tranvía. Además, al salir de París en transporte (Versalles, aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle), se entra en una nueva zona tarifaria, que a veces requiere la utilización de varios tickets (en autobús) o de un título de transporte válido para varias zonas (en RER, cuyos títulos están disponibles en la estación). 

4. Conserve su título hasta su salida

Conseils transports - 4 © OTCP

Durante su trayecto en transporte, podría cruzarse con los controladores que le pedirán presentar un título válido. Por lo tanto, es esencial validar su título y guardarlo hasta el final de su viaje. 

5. Cuidado con los falsos controladores

Conseils transports - 5 © OTCP

Falsos controladores pueden pedirle sus títulos, multarlo y pedirle que pague inmediatamente en efectivo. Los controladores autorizados son reconocibles por sus uniformes y ofrecen pagar en efectivo o con tarjeta de crédito. Y si tiene alguna duda, no dude en pedirles que le proporcionen la prueba de que son agentes empleados por la RATP, la SNCF o el STIF.  

También para ver