Relajación: los mejores salones de masaje de París

¡Un masaje y listo para volver a arrancar! Tailandia, China, India, Japón o más insólito... todas las técnicas de masaje tienen su lugar en París

Ideal para relajarse, ponerse en forma durante el invierno o modelar su silueta cuando llega el verano, el masaje es un arte que se practica de múltiples maneras, en todas partes del mundo. Cosmopolita, la capital acoge a todas estas tradiciones ancestrales en locales llenos de exotismo, especializados en un campo o más generales como  L’Arbre à Sens o los spas Cinq Mondes. ¡Déjese llevar!  

En la India, inspirado en la tradición milenaria del Ayurveda, el masaje es renombrado por la armonía y la alegría de ser que proporciona. En Japón, se le atribuyen muchas virtudes: dinamizar el organismo, favorecer la eliminación de toxinas, liberar las tensiones nerviosas, mejorar la circulación, evacuar las emociones negativas…

También puede embarcarse para China o Tailandia, con sus ambientes llenos de pequeños “detalles” que lo ayudarán a evadirse: decorados auténticos, trajes tradicionales, tés seleccionados o cócteles de frutas frescas…

Los masajes ayurvédicos en París

La medicina tradicional hindú, el Ayurveda, se basa en un enfoque global para estar en mejor forma, con buena salud y encontrar la armonía entre el cuerpo y la mente. Además de un estilo de vida saludable, que incluye consejos dietéticos, ejercicio físico, aromaterapia, etc., este sistema recomienda masajes y cuidados regulares. Si quieres experimentarlo, puedes pedir una cita en el Centro Tapovan, en La beauté Indienne, en Indian Beauty Paris - Marcadet o en Om Tibet Spa.

Los masajes tailandeses en París

El masaje tailandés es un masaje completo que ayuda a relajarse y a recuperar vitalidad. Se inspira en el yoga y la meditación. Se apoya también en el amasado profundo de los músculos, la presión sobre los puntos de acupuntura y muchas técnicas específicas. Aunque tradicionalmente se practica de manera preventiva, suele ser una buena solución para aliviar el dolor, sobre todo de espalda. Para probarlo, los aficionados pueden acudir a los spas generalistas, donde suele figurar en la carta de cuidados, o ir a lugares especialmente diseñados para este tipo de experiencia, y donde la aventura suele empezar con el ambiente y el primer vistazo a la decoración. Así, los dos espacios de la casa Ban Sabaï son una referencia, y ofrecen masajes realizados según las reglas tradicionales. En el elegantísimo Ban Thaï Spa de Saint-Germain-des-Prés, los rituales de belleza tailandeses, realizados por expertos formados en Bangkok, pueden complementarse con un baño turco para prolongar el bienestar.

Los masajes japoneses en París

Shiatsu, reflexología podal, masaje con piedras calientes o cuidados en torno a la ceremonia del té.... La belleza japonesa es muy suave y codificada. La Maison Suisen es un ryokan -una posada tradicional- en el corazón de la ciudad, en el Marais, que ofrece masajes Shiatsu, degustación de té y otras sorpresas. En EviDens, el tono se establece desde el momento en que se entra con un diseño japonés relajante antes de dejarse llevar realmente en las cabinas de cuidados. Además de diferentes masajes, el Nid du Phénix ofrece tratamientos centrados en el drenaje linfático para sentirse mejor. La maison Menard, una auténtica referencia en Asia, se ha instalado en el 2º distrito para ofrecernos una ida y vuelta a Tokio gracias a productos de excepción y a rituales de belleza tradicionales.

Los masajes suecos y californianos en París

El masaje sueco consiste en una técnica dinámica sobre los músculos y las articulaciones para que la sangre fluya hacia el corazón. La tonificación y la relajación de los músculos forman parte del programa para una sensación de bienestar garantizada. El masaje californiano adopta un enfoque mente-cuerpo. Los movimientos largos y fluidos crean una sensación de relajación física y mental. El Institut MassäG & Aesthetic y Massage Concept, situados respectivamente en el muy elegante Faubourg Saint-Honoré y en el barrio de Châtelet, ofrecen ambas técnicas de masaje.

Masajes insólitos en París

Institutos y salones no paran de renovar sus proposiciones para hacernos descubrir otros tipos de masaje. Porque las virtudes del masaje son innumerables, los establecimientos parisinos no paran de explorar nuevos temas y nuevas técnicas.

Muchos salones e institutos prefieren salir del campo habitual para proponer: masajes a medida completamente personalizados, masajes en pareja, a cuatro manos, «a ciegas», o sea en la obscuridad completa, masajes con frutas, al chocolate, al Champán, shiatsu y reflexología plantar, auto-masaje, masajes pre- y post-parto… Le deseamos un buen descubrimiento! 

Para poner en marcha todos los sentidos, nada mejor como una introducción al masaje en la oscuridad en el spa del mismo nombre. Sumergido en una suave oscuridad, podrás sentir nuevas sensaciones bajo las manos ágiles y expertas de los practicantes, todos ciegos o deficientes visuales.

Los amantes del té pueden acudir al salón Thémaé Paris para disfrutar de un momento intemporal en torno a la preciada bebida caliente. Aquí, todos los productos se elaboran con té, y los tratamientos, masajes y ceremonias ofrecen una escapada única.  

Y para una experiencia de bienestar insólita, algunos lugares no carecen de imaginación. Por ejemplo, puedes echarte una siesta o hacerte una pedicura con peces en Zen, el bar de siesta del centro de París, experimentar la flotación en una cámara sensorial en Meïso o en Bulles à Flotter, probar las "cuevas de sal" (haloterapia) con virtudes probadas en el moderno estudio de meditación Bloom o incluso invitarse al primer spa acuático parisino: Cléméns.